3 maneras de lidiar con la culpa de la madre trabajadora

La mayor√≠a de las madres trabajadoras que conozco, incluida yo misma, est√°n en una batalla constante con nosotros mismos. Tendemos a cuestionarnos a menudo y nos sentimos culpables por no ser el “padre perfecto”. Esta es una lucha que empeora cuando regresas al trabajo despu√©s de tener un beb√©, y nunca parece ser m√°s f√°cil. No todos los d√≠as son un escenario perfecto de felicidad dom√©stica: casa limpia, ni√Īos bien educados y un ambiente relajado. Seamos realistas, ese mundo no existe … as√≠ que necesitamos aprender a equilibrar todo sin golpearnos constantemente.

Soy padre soltero de un adolescente y he sentido muchas emociones, especialmente cuando lanzo un nuevo negocio con un socio comercial y dirijo otro negocio por mi cuenta. Aquí hay tres estrategias que funcionan para mí.

Centrarse en las cosas buenas

Las madres siempre encontramos algo por lo que sentirnos mal, y si te dejas caer en la trampa del pensamiento negativo, puede seguir en espiral. En cambio, conc√©ntrate en las cosas buenas. Cuando te sorprendas recordando que no incluiste todos los grupos de alimentos en la lonchera de hoy o cuando gritaste a los ni√Īos, detente y replantea tu pensamiento.

Encuentre los aspectos positivos de cada d√≠a y piense en las grandes cosas que hace por la familia, como la buena cena que planea cocinar esta noche, los cuentos antes de dormir o el viaje al zool√≥gico el fin de semana pasado. Tambi√©n puede comenzar cada d√≠a con una “lista de gratitud”. Todas esas peque√Īas cosas cuentan y hacen un hogar feliz.

Crea oportunidades de conexión

La cultura de hoy se centra en el ajetreo y estamos inundados de notificaciones de redes sociales y correos electr√≥nicos de trabajo. No es de extra√Īar que el “tiempo en familia” de calidad a menudo sufra estas distracciones.

Es importante recordar que debe estar presente durante cada interacci√≥n con sus hijos. A menudo me quedo dormido mientras mi adolescente me lleva a trav√©s de un recuerdo juego por juego de su √ļltimo videojuego, pero hago un esfuerzo por escucharlo, ya que es importante para √©l. No hay nada peor que hablar con alguien mientras escribe furiosamente en su tel√©fono.

Tambi√©n puedes crear rituales para pasar un buen rato. Por ejemplo, nos gusta caminar a nuestras sesiones de gimnasio en lugar de conducir. Esto puede llevar m√°s tiempo, pero crea una oportunidad para hablar sobre todo tipo de cosas mientras disfrutamos del aire fresco. No hay distracciones y, a veces, todo lo que los ni√Īos necesitan es su atenci√≥n total.

Date un capricho

Por √ļltimo, pero no menos importante, esto es muy importante por el bien de todos. Tengo una amiga cercana que nunca se trata a s√≠ misma, sino que compra cosas para sus tres hijos y su esposo, y siempre se excluye. ¬°Ojal√° pudiera ver cu√°nto merece tratarse a s√≠ misma de vez en cuando!

Así que no se sienta mal por reservar ese masaje, o ir de compras y no regresar con algo para todos, porque una madre feliz es igual a una familia feliz.