7 maneras de hacer más trabajando menos

Como con cualquier adicción, ser adicto al trabajo no es saludable. Muchas personas que trabajan desde el amanecer hasta el anochecer sienten que necesitan todo ese tiempo para lograr todo en su lista de tareas pendientes, pero ¿sabían que en realidad pueden lograr más con un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida? Aquí hay algunos consejos para encontrar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida y, a su vez, maximizar su productividad.

1. Desconecta, relájate y reflexiona diariamente

De acuerdo con la New York Times, tomando el tiempo para relajarse en realidad puede ayudarlo a hacer más a largo plazo. Esto puede incluir actividades como meditar, escuchar música, leer un buen libro o incluso disfrutar de una sesión de entrenamiento por la tarde.

La teoría es que cuanto más tiempo se tome para relajarse, más energía tendrá durante sus horas de trabajo, lo que le ayudará a hacer las cosas de manera más eficiente. Esto se evidencia en estudios que muestran que dormir menos de seis horas por noche fue el mayor predictor de agotamiento en el trabajo y que los empleados que toman más vacaciones tienden a recibir calificaciones más altas de desempeño de los supervisores.

Comience por encontrar un lugar cómodo para relajarse, como en una silla de calidad en su oficina o en un acogedor espacio amueblado en su hogar. Reserve una hora específica cada día, ya sea solo 10 minutos en su hora de almuerzo o una hora antes de acostarse, para apagar sus dispositivos, respirar profundamente y reflexionar sobre su día. Estaras contento de haberlo hecho.

2. Planea algo divertido para el fin de semana

Un estudio de Stanford, según lo informado por Entrepreneur.com – demostró que no importa si trabajas 55 horas por semana o 70 horas por semana. Obtendrá la misma cantidad de trabajo realizado de cualquier manera.

Lo que encontraron fue que después de 50 horas de trabajo por semana, la productividad disminuye constantemente por cada hora adicional trabajada. Una vez que llegue a las 55 horas de trabajo por semana, ya no tiene sentido trabajar ya que no logrará mucho. Necesita un descanso para poder volver a las cosas la semana siguiente.

¿Por qué no tomar esas 15 horas adicionales con las que estás luchando para hacer algo divertido? Planifica un viaje con la familia. Salir con amigos. Quédese y tome un baño de burbujas caliente. Planifique una caminata por la naturaleza en lugar de un viaje al gimnasio. Tener algo que esperar hace que la actividad sea más placentera y puede mejorar tu estado de ánimo antes de la mini aventura. Una vez que se dé permiso para relajarse y desconectarse del trabajo por un día o dos, notará que será más productivo la semana siguiente.

3. Haz tus quehaceres durante la semana

Un problema al que se enfrentan muchas personas cuando dejan sus fines de semana libres del trabajo es que comienzan a pensar en el fin de semana como su tiempo para ponerse al día con las tareas domésticas. El problema es que cuando te estás poniendo al día con las tareas del hogar el fin de semana, realmente no tienes la oportunidad de relajarte.

En cambio, programe sus tareas domésticas durante la semana como lo haría con cualquier otra responsabilidad relacionada con el trabajo. De esa manera, cuando llegue el fin de semana, tienes la oportunidad de participar en actividades que amas en lugar de aquellas que suenan un poco espantosas.

4. Ejercicio

Cuando está constantemente en su computadora o en su teléfono respondiendo correos electrónicos, no le queda mucho tiempo para mover su cuerpo. Sin embargo, el ejercicio tiene numerosos beneficios que puede afectar su productividad, que incluye:

  • Te ayuda a dormir mejor
  • Reduce la depresión y la ansiedad.
  • Agudiza tu enfoque y creatividad

Sin mencionar que el ejercicio beneficiará esa parte de la “vida” de su equilibrio entre el trabajo y la vida al mantenerlo sano, fuerte y lleno de energía.

Incluso si no tiene tiempo durante la semana laboral para hacer ejercicio, recuerde que incluso un poco de ejercicio es mejor que ninguno. Tampoco tienes que convertirlo en una tarea. Si la idea de ir al gimnasio te hace querer esconderte debajo de las mantas, explora medios alternativos de actividad física, como nadar con los niños en la piscina o andar en bicicleta con un amigo. Cuando lo conviertes en una actividad social como esta, encontrarás que tu equilibrio entre el trabajo y la vida comienza a estabilizarse aún más.

5. Persigue tu pasión

De acuerdo a un Encuesta de Deloitte, menos de 1 de cada 4 estadounidenses sienten pasión por sus trabajos. Si eres de la mayoría desafortunada, ¡no dejes que eso te desanime de perseguir ningún tipo de pasión! Tómese media hora todas las noches para disfrutar de algo que le encanta, como leer, pintar, escribir o jugar con sus hijos. De lo contrario, haga tiempo para sus pasiones el fin de semana. Descubrirá que está de mejor humor y se abre a ideas más creativas cuando participa en actividades que le encantan.

6. Plan para la próxima semana

Enfrentar su semana con un plan sólido conducirá a mayores tasas de productividad y menores niveles de estrés. Intentar administrar su horario sin pensar en el futuro puede parecer caótico, pero si toma solo 15 o 30 minutos el domingo por la noche para planificar la semana que viene, puede concentrar su energía en ejecutar ese plan. Asegúrese de programar a tiempo para su familia y usted mismo entre sus tareas laborales.

7. Establecer un horario de sueño

Seguir una rutina de sueño Es una de las formas más simples y efectivas de mejorar su estado de ánimo y energía, así como su productividad. Su cuerpo pasa por un ciclo cada día que afecta la energía o el cansancio que siente. Cuando interrumpes ese ritmo, te vuelves más atontado y cansado. Por eso es mejor ir a dormir a la misma hora todas las noches, despertarse a la misma hora cada mañana y evitar dormir los fines de semana. De acuerdo con la Fundación Nacional del Sueño, los adultos deberían dormir entre 7 y 9 horas por noche.

Trabajar en todas las horas del día puede parecer una solución inteligente para hacer más, pero con el tiempo, se agotará y esas horas adicionales no valdrán la pena. En cambio, comience con estos consejos para hacer más en menos tiempo manteniendo bajo control su equilibrio entre el trabajo y la vida.