Ahora tu bebé nonato puede disfrutar de la música con este altavoz de tampones

Babypod es un concepto extraño de altavoz para su hijo nonato. Le permite estimular las neuronas auditivas en sus órganos auditivos. Los fetos han desarrollado la capacidad auditiva desde la semana 16 del embarazo. También se ha investigado con éxito que la presencia de sonidos buenos y reconfortantes puede ser beneficiosa para el desarrollo del bebé dentro del útero. Significa que el bebé crecerá a un mejor ritmo y hará que todo el proceso sea mucho más suave si se hiciera para escuchar sonidos reconfortantes. Este altavoz de tampones lo hace realidad, ya que se puede insertar en el canal vaginal y puede reproducir música directamente al feto.

babypod2

Aunque el bebé puede escuchar sonidos del exterior, la mayor parte de lo que escuchan es galimatías como el sonido que escuchamos cuando estamos dentro del agua. En un estudio en el Instituto Marques, se estableció la relación entre los recién nacidos y la escucha de música vaginal. Se les proporcionó música con la ayuda de Babypod y a través de auriculares en la protuberancia del bebé en dos ocasiones separadas. El resultado mostró claramente que la reproducción de música vaginal era una opción mucho mejor y que los sonidos administrados abdominalmente no tenían ningún efecto visible. Usando este estudio, los investigadores también trataron de mostrar los primeros intentos del bebé de vocalizar. Después de escuchar la música, los bebés trataron de responder estimulando sus bocas como si trataran de hablar. El Babypod es bastante efectivo para transmitir estos sonidos, pero no estoy seguro de que sea una buena idea introducir un dispositivo de este tipo cuando la mayoría de los padres son ignorantes y definitivamente abusarían de todo, incluso dañando la capacidad auditiva o del habla de sus hijos en el proceso.

babypod3

babypod4

Su uso es muy simple, ya que solo tiene que insertarse en el canal vaginal y el otro extremo está conectado a un puerto de conector de sonido de un teléfono inteligente o computadora. Las madres también pueden escuchar lo que sus bebés están escuchando conectando sus propios auriculares. Aunque podría ser una buena técnica de aprendizaje, su uso debería ser mínimo, ya que el bebé todavía está experimentando cambios metabólicos y desarrollo neuronal que pueden ser fácilmente abusados ​​y afectados negativamente. Los altavoces pueden producir un sonido de 54 decibelios y no es más que una conversación silenciosa. Entonces, ¿obtendrías un producto tan inusual para tu bebé?