Apple ya no quiere teletrabajo, sino una solución híbrida

A principios del mes pasado una nota interna de Apple explicaba que la marca de la manzana iba a acabar con el teletrabajo introducido con el inicio de la pandemia en la primavera de 2020. Si muchos empleados de la compañía de Cupertino hubieran llevado sus hábitos lejos desde el ‘Apple Park’, estarán obligados a pisar allí, al menos 3 días a la semana, según palabras de la propia firma. En efecto, Apple considera “imprescindible” trabajar “presencial” y por ello pide a sus empleados que vuelvan a la oficina en una fórmula “híbrida”, al menos tres días en la oficina y los otros dos en remoto para quien lo desee.

En un video interno obtenido por The Verge, la vicepresidenta sénior de venta minorista y personal, Deirdre O’Brien, dijo que Apple cree que “la colaboración en persona es esencial para nuestra cultura y nuestro futuro”. O’Brien también mencionó que los productos y servicios que Apple introdujo en el pasado han sido el resultado de una colaboración cara a cara.

El cara a cara es fundamental en Apple, no es negociable

Esta decisión, si en general parece haber sido bien entendida, sigue siendo un tema de debate dentro de los muros de Apple Park, y algunos empleados se han movilizado para obtener el derecho a seguir trabajando desde casa. Enviaron una carta a Tim Cook, pidiéndole que aceptara sus solicitudes.

Desafortunadamente para ellos, el gran jefe de Apple rechazó sus propuestas en conjunto, explicando, como lo hace la carta interna de Apple, que había llegado el momento de que retomaran su lugar en sus oficinas. Para poner un poco de agua en su vino, la dirección de la Apple tendría a pesar de todo, anunció internamente que las solicitudes de trabajo remoto serán reguladas caso por caso, por la dirección. Una brecha de esperanza para los empleados decididos a trabajar desde casa.