Branding emocional: cómo conectarse con sus clientes

En un entorno cada vez más competitivo, el marketing emocional puede marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso de una marca.

Gracias al neuromarketing sabemos que la mayoría de las decisiones de compra se toman en función de las emociones, aunque los clientes no se den cuenta del todo. Por lo tanto, las marcas que sean capaces de evocar las emociones adecuadas en los consumidores tendrán una ventaja sobre la competencia.

¿Qué es la marca emocional?

La marca emocional o marketing emocional es el proceso de formar una relación entre un consumidor y una marca apelando a las emociones. Para hacer esto, los especialistas en marketing crean contenido que se conecta con los estados de ánimo, el ego, las necesidades y las aspiraciones de los consumidores.

El concepto de marketing emocional fue popularizado por Marc Gobé, quien escribió un libro titulado Emotional Branding: The New Paradigm for Connecting Brands to People.

El marketing emocional se conecta con los deseos e impulsos conscientes y subconscientes de las personas a través de anuncios o campañas publicitarias específicas. Estos anuncios comienzan a construir relaciones con los espectadores y forjan conexiones entre ellos y la marca en cuestión.

El marketing emocional y la jerarquía de necesidades

Para comprender mejor las necesidades de las personas y cómo las abordará a través de su marketing, piense en la jerarquía de necesidades de Maslow, que se muestra a continuación.

Jerarquía de necesidades de Maslow (imagen a través de Simplepsychology.com)

Según este modelo, los seres humanos primero deben satisfacer las necesidades más básicas (comida, refugio, descanso) antes de ascender en la pirámide de las necesidades emocionales, como la estima y la autorrealización.

Todas estas necesidades, desde la base de la pirámide hasta la cima, están asociadas con las emociones. Una campaña de marketing emocional puede abordar cualquier nivel de necesidad. de hecho, algunas marcas, como Apple, se han ido dirigiendo a todas ellas a través de diferentes campañas, desde “1984” (necesidades fisiológicas) hasta “Piensa diferente” (autorrealización).

Los 6 arquetipos de la experiencia de marca emocional

Otra forma interesante de pensar sobre el marketing emocional es el modelo de intimidad de marca de la agencia de marketing MBLM. Este modelo, basado en la investigación cuantitativa, define algunos componentes clave que contribuyen a las relaciones íntimas de marca.

Satisfacción: superando las expectativas, brindando un servicio y calidad superior, y siendo eficiente.

Identidad: reflejan imágenes aspiracionales o valores y creencias que resuenan con el consumidor.

Mejora: ser mejores, más inteligentes, más capaces y más conectados mediante el uso de la marca,

Ritual: integrar la marca en el día a día. La marca se convierte en parte fundamental del día a día.

Nostalgia: se centra en los recuerdos del pasado y la nostalgia asociada a ellos.

Indulgencia: crear una relación cercana basada en momentos de disfrute y gratificación, ya sean ocasionales o frecuentes.

Beneficios del marketing emocional

Mayor lealtad: cuando su audiencia está involucrada emocionalmente con su marca, está creando una relación con ellos, lo que se traduce en un aumento en el valor de vida del cliente. Esto reducirá los costos de adquisición y aumentará las ganancias.

Diferenciación de la competencia y mejor imagen de marca: las marcas que implementan un componente emocional en su estrategia de marketing tienen más probabilidades de ser mejor percibidas que sus competidores, ya que los consumidores se identifican con su mensaje.

Mejor ROI: el uso de mensajes emocionales tiene un impacto en la audiencia, lo que a su vez los hace más propensos a responder a tus llamadas a la acción y aumenta la generación de leads, las conversiones y, en consecuencia, el ROI.

5 formas de fomentar la conexión entre el cliente y la marca

1. Identifique los desencadenantes emocionales de su audiencia

Formar una conexión emocional entre el consumidor y la marca puede ser muy complicado, especialmente cuando se dirige a una base diversa de personas. Al crear su estrategia, comience por identificar lo que es más probable que entusiasme a su público objetivo y luego incorpórelo en cada punto del embudo de ventas.

Identifique lo que es más importante para su persona compradora: ¿quieren sentirse aventureros, tener éxito en la vida, sentirse seguros? ¿Cuáles son sus preocupaciones, puntos débiles y valores?

Recuerde que el marketing emocional no es solo una cuestión de comunicación. Si quiere que realmente funcione, debe asegurarse de que la solución que ofrece aporte un valor real a sus clientes y pueda resolver sus puntos débiles.

2. Cuenta historias auténticas

La narración de historias y la marca emocional a menudo van de la mano, porque las historias se conectan con las emociones de las personas. Nos identificamos con los protagonistas, empatizamos con sus luchas, etc. Pero, ¿cómo puedes hacer historias que realmente resuenen en tu audiencia?

Comparta su vulnerabilidad. Las cosas que son demasiado perfectas son frías y poco interesantes. Por otro lado, si tienes una historia relacionada con la superación de la adversidad, no dudes en compartirla abiertamente. La historia de tu marca y las personas que forman parte de ella es el viaje de un héroe que te ayudará a conectarte con tu audiencia.

Busque historias con las que la gente pueda identificarse. Los seres humanos tenemos una necesidad de conexión, de sentirse parte de un grupo más grande. Empatizar con las historias de otras personas nos ayuda a satisfacer esa necesidad. Por eso, busca siempre protagonistas que compartan características importantes con tu audiencia.

Comparta testimonios reales y comprobables. Los testimonios van un paso más allá porque ahora los usuarios reales están participando en tu historia compartiendo sus experiencias con tu marca. Esto le muestra a su audiencia cómo su marca puede ayudarlos y genera confianza.

3. Personalizar

Las corporaciones con mensajes estándar no generan mucho entusiasmo. Para crear una conexión emocional entre un cliente potencial y una marca, es necesario que la gente vea que reconocemos su individualidad. Esto se logra mediante la personalización.

El primer paso es personalizar la comunicación con cada uno de tus clientes actuales y potenciales, integrando lo que sabes sobre ellos (compras pasadas, productos favoritos, cumpleaños y, por supuesto, nombre, sexo y otros datos demográficos).

El siguiente paso, el que realmente puede diferenciarte de tus competidores, es personalizar tus propios productos. Por ejemplo, la plataforma de marketing de Shopify, Growave, personaliza sus soluciones para cada uno de sus clientes. Las marcas B2B también pueden utilizar el marketing emocional.

4. Saca a relucir tu lado humano

A las personas les gusta conectarse con otras personas, así que si quieres producir una respuesta emocional, atrévete a sacar a relucir el lado humano de tu negocio. Aquí hay algunas ideas para hacer precisamente eso.

Cree contenido que cuente historias auténticas sobre su marca, las personas que trabajan allí y cómo intenta encontrar soluciones a los desafíos diarios de sus clientes.

Tenga especial cuidado con el servicio al cliente. Si bien es importante dar respuestas a los problemas y ser coherente con el tono de la marca, no es menos importante permitir que sus agentes muestren su personalidad y se conecten con empatía con los clientes.

Muestre interés en sus clientes. Pregúnteles sobre sus necesidades y escúchelos con atención. Esto no solo lo ayudará a conectarse emocionalmente con ellos, sino que también mejorará sus productos y servicios.

Demuéstreles que comprende sus problemas y que está comprometido con resolverlos. Sentir que alguien nos comprende aumenta la empatía y construye un vínculo.

5. Fomente las relaciones con los clientes a largo plazo

Las buenas relaciones se basan en el cuidado y crecen con el tiempo. La conexión emocional entre clientes y marcas no es una excepción a esto.

El marketing emocional no termina con la decisión de compra. Para fomentar la lealtad y maximizar el valor de por vida del cliente, asegúrese de prestar especial atención al servicio postventa al cliente. Continúe comunicándose regularmente con sus clientes y anticipe sus necesidades para demostrarles que le importa.