Compre el celular deseado y posponga el pago

Hoy, tenemos el control de nuestras vidas en nuestras manos más literalmente de lo que pensamos. Las ventajas tecnológicas que ofrecen los teléfonos móviles en la actualidad hacen que llevemos con nosotros todo o casi todo lo que necesitamos en el día a día. Calendario, despertador, correo electrónico, GPS, portador de información y, en muchos casos, forma de pago. Este dispositivo se ha vuelto indispensable en nuestras vidas y es precisamente por las numerosas funciones que nos facilitan el día a día que su precio suele ser bastante elevado.

Cuando necesitamos un teléfono celular, queremos elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades, sin preocuparnos por su costo. Por este motivo, la opción de comprar un celular a plazos.

Hay diferentes formas de financiar esto, y aquí te ofrecemos cuatro formas de comprar el teléfono que te gusta sin preocuparte por gastar grandes cantidades en un pago:

  • Pagar a plazos con el operador: Una de las formas más comunes de financiar un teléfono a plazos es a través del operador de telefonía. Las empresas de telecomunicaciones a menudo nos ofrecen la opción de adquirir un nuevo terminal a plazos. En consecuencia, lea los términos y condiciones detenidamente antes de firmar la compra y si está listo para aceptarlos. Cada operador impone diferentes criterios para el pago de las cuotas, y este suele seguir el alquiler a una tarifa específica, la constancia en la empresa y las comisiones que aplica el propio operador.
  • Banca: además de una amplia gama de productos crediticios y pequeños préstamos personales adaptados a las necesidades de los consumidores, algunos bancos ofrecen la opción de financiar teléfonos móviles. Para encontrar nuevas ofertas, los bancos comenzaron a vender y financiar varios productos, como teléfonos celulares. Por lo general, ofrecen los modelos más deseables del mercado y, si bien esta oportunidad suele ser solo para los clientes, el interés puede ser muy bajo.
  • En la tienda: cada vez más tiendas, especialmente las grandes, ofrecen sus propios términos a la hora de pagar un teléfono móvil mediante financiación. Lo hacen dividiendo el pago a través del banco con el que tienen un contrato. En tales casos, la comisión generalmente depende del número de períodos de recuperación.
  • Planes de financiación en línea: las compras en línea se están volviendo cada vez más populares, y el auge del comercio electrónico ha hecho posible extender el método de pago flexible a la web también. Al igual que las grandes cadenas de distribución, operan bajo contrato con un banco, pero los términos y condiciones pueden variar considerablemente de una tienda a otra.
  • Cualquiera que sea la forma que elija al financiar su nuevo teléfono celular, hay algunas cosas que debe considerar, como la tasa de interés, cuáles serán las cuotas mensuales y la cantidad de términos en los que se pagará el préstamo, las comisiones y los términos del contrato. .