Consejos para reducir el tamaño de su espacio de oficina

El paso al trabajo a distancia supuso un verdadero shock para el mundo empresarial. Sin embargo, ahora que las empresas y el personal se han adaptado al modelo de trabajo a distancia, algo se ha vuelto sorprendentemente claro, volver al trabajo presencial a tiempo completo no es necesariamente la respuesta. Las empresas han descubierto que el trabajo remoto en realidad aumenta las tasas de productividad y eficiencia. No son solo las empresas las que se benefician del trabajo remoto. De hecho, los estudios han encontrado que muchos empleados considerarían dejar su trabajo si tuvieran que regresar a la oficina a tiempo completo.

Como muchas empresas buscan continuar con algún tipo de modelo de trabajo remoto a tiempo completo, la necesidad de espacio físico de oficina a gran escala está disminuyendo. Si usted es una de las muchas empresas que buscan reducir el tamaño de su espacio de oficina, para adaptarse a este nuevo estilo de trabajo, esta guía está aquí para ayudarlo.

1. Busque ofertas

Ya sea que permanezca en el mismo edificio o se mude a una ubicación diferente, debe tomarse el tiempo para comparar ofertas en servicios públicos. Tener un espacio más pequeño probablemente signifique que tiene un conjunto diferente de necesidades y requisitos. Como explica el Licitador de servicios públicos, cambiar de proveedor de agua o electricidad probablemente lo ayudará a ahorrar dinero con la reducción de personal.

2. Reconsidere el propósito

Es común suponer que la reducción simplemente implica reducir el espacio de su oficina, pero este no es necesariamente el caso en absoluto. Cuando reduzca el tamaño, debe pensar detenidamente cuál será el propósito del espacio. ¿Mantiene la oficina para albergar a un número menor de personas? ¿Solo un equipo utilizará el espacio de la oficina? ¿O tiene un espacio de oficina físico para celebrar reuniones con los clientes?

Determinar el propósito de su nuevo espacio lo ayudará a diseñar mejor el espacio para la oficina de sus necesidades cambiantes, en lugar de simplemente ser una copia más pequeña de su antiguo entorno de trabajo.

3. No descuide la seguridad

A menudo hay mucho en qué pensar cuando se trata de mudar y reducir el espacio de su oficina. En esta conmoción, nunca debe descuidar consideraciones básicas como la salud y la seguridad. Una vez que tenga claro el propósito de su nuevo espacio de oficina, deberá realizar una revisión exhaustiva para asegurarse de que cumple con los más altos estándares de salud y seguridad.

4. Consultar al personal

Como gerente o propietario de un negocio, no puede predecir las necesidades de todos en todo momento. Hablar con el personal es un paso muy importante cuando se cambia de espacio de oficina y especialmente cuando se reduce. Debe preguntarle al personal cómo prefieren trabajar y qué valoran de un espacio de oficina. También es útil pedir recomendaciones a todo el personal para el nuevo espacio. Tomarse el tiempo para consultar con el personal y conocer sus preferencias lo ayudará a asegurarse de que está construyendo un espacio que sea lo más propicio para la productividad, la eficiencia y la satisfacción del trabajador como sea posible.