De ser oprimido a l√≠der empresarial: la historia de una ni√Īa rural que quiere cambiar el mundo

Es difícil ver la luz cuando todo lo que te rodea está tratando de confinarte en la oscuridad. Pero solo los atrevidos pueden tener el coraje de romper estos grilletes y luchar para alcanzar el éxito.
Lo que sigue es la historia de una ingeniera que, a pesar de los obst√°culos que se le presentaron, confi√≥ en su voluntad y sali√≥ victoriosa. Nuestra se√Īora de la hora se llama Miss Ayesha Raheem. La siguiente es una narraci√≥n de la historia de la se√Īorita Ayesha que vive en el sur de Punjab, donde la tasa de analfabetismo oscila entre el 60 y el 75%. Seg√ļn ella, cree en inspirar a las personas, pero en realidad no le gusta mucho el centro de atenci√≥n y prefiere trabajar en la comunidad de la que forma parte. Es ingeniera de software y actualmente dirige una peque√Īa empresa de TI que tiene 10 empleados. La compa√Ī√≠a lleva a cabo varios tipos de proyectos relacionados con el dise√Īo web, la creaci√≥n de contenido y el mantenimiento de la seguridad. Miss Ayesha cree en retribuir a la comunidad y su compa√Ī√≠a ya est√° apoyando la educaci√≥n de 5 alumnas.

Bienvenido a este mundo que est√° pintado como un mundo de cuento de hadas donde puedes obtener lo que quieras o un mundo injusto, amargo y duro para los medios. Estamos condicionados a ver el mundo como uno de los dos extremos y creo que es donde nos equivocamos. El mundo no es ning√ļn extremo, sino una yuxtaposici√≥n de estos dos extremos. Es una paradoja, continuamente cambiando y balance√°ndose entre estos dos extremos. Como un p√©ndulo Siempre en movimiento y nunca parando en ning√ļn extremo. ¬ŅC√≥mo s√© eso? Bueno, porque as√≠ es mi historia.

Crec√≠ en una familia donde hab√≠a amor y la comida siempre estaba sobre la mesa. Bueno, al menos hasta que mi madre fue diagnosticada con c√°ncer y las cosas cambiaron al lado amargo. Lo que pasa con el c√°ncer es que no solo afecta al paciente, sino tambi√©n a las personas que lo rodean. Mi padre, un hombre feliz y paciente, se convirti√≥ en una persona completamente diferente, mientras que la salud de mi madre fue en declive. Yo, siendo el mayor de todos, tuve que cuidar a mi madre y a mis dos hermanos, tuve que abandonar la universidad. Mi madre falleci√≥ despu√©s de 3 a√Īos de luchar contra el c√°ncer, dej√°ndonos destrozados y con el coraz√≥n roto.

Estos tres a√Īos fueron el extremo de la vida para m√≠. Estaba completamente desconectado de mi educaci√≥n y una vez que fui un estudiante inspirador, no pude encontrarme para levantarme y comenzar mi vida nuevamente. Pero se sorprender√≠a de c√≥mo la inspiraci√≥n y la motivaci√≥n pueden encontrarlo cuando menos lo espera. Entonces, un d√≠a, as√≠, decid√≠ que iba a perseguir mi sue√Īo de convertirme en ingeniero y no dejar√© que nada se interponga en mi camino. ¬ŅQu√© me empuj√≥ a ese punto? Fue la taxista la que me llev√≥ a casa ese d√≠a; una madre de tres hijos que hab√≠a decidido intensificar, ir en contra de todas las normas de la sociedad y reclamar una profesi√≥n respetuosa a trav√©s de la cual estaba manteniendo a su familia. El taxista me dijo con una sonrisa en su rostro: “Siempre me fascinaron los autos, as√≠ que decid√≠ usar esa fascinaci√≥n para mi ventaja”. Los primeros en interponerse en mi camino fueron los miembros de mi familia, ir√≥nico. Me dijeron que no era capaz de comenzar mi educaci√≥n nuevamente y que definitivamente no era capaz de lograr mi sue√Īo de convertirme en ingeniero. Que mi vida se limitaba a trabajar solo en trabajos ocasionales para mantener a mi familia, ya que mi padre hab√≠a renunciado a todo y yo ten√≠a hermanos.

Decid√≠ hacer mi propio camino. Y ahora, 8 a√Īos despu√©s, soy un ingeniero que estudi√≥ en la Universidad Nacional de Ciencias y Tecnolog√≠a. No fue facil. Tuve que trabajar duro, noches sin dormir y tuve que trabajar en trabajos ocasionales para llegar a fin de mes. Pero lo hice. ¬ŅPor qu√©? Probablemente en alg√ļn lugar de mi mente, ya hab√≠a logrado mi objetivo antes de comenzar a trabajar. Eso me empuj√≥ a trav√©s de los obst√°culos que se me presentaron. La raz√≥n por la que he compartido mi historia es para dar el mensaje de que nada es imposible y que puedes hacer lo que quieras hacer. No importa si eres un ni√Īo o una ni√Īa, vale la pena perseguir los sue√Īos y todos tenemos derecho a hacerlo. No importa si has pasado por el infierno, no importa si crees que te has convertido en un r√©cord roto: fija tu mira en el objetivo y trabaja duro y puedo garantizar que lo lograr√°s.

Hoy, dirijo una peque√Īa empresa que no est√° en la lista de Forbes, pero que es lo suficientemente buena como para satisfacer las necesidades de mi familia y de m√≠ mientras me ayuda a ahorrar dinero para el futuro. Tengo 10 empleados trabajando para m√≠ que est√°n muy contentos con mi actitud y mi √©tica de trabajo. Entonces, ¬°supongo que el mensaje aqu√≠ es que sea una inspiraci√≥n para ti!
El prop√≥sito de escribir esto es llamar la atenci√≥n de nuestros lectores sobre tantas mujeres como Ayesha, que a pesar de todo lo que ocurre en el sur, siguen sus sue√Īos para finalmente tener √©xito en un campo o sociedad dominada por hombres. Miss Ayesha es una fuente de inspiraci√≥n y motivaci√≥n para muchos otros como ella y se puede ver ayudando a los estudiantes de su comunidad.
Lenovo tambi√©n celebra el Mes de la Historia de la Mujer honrando a 10 mujeres emprendedoras notables, al igual que Ayesha, que han tenido exitosas campa√Īas de Kickstarter y est√°n inspirando a las mujeres de todo el mundo para que salpiquen el mundo de la tecnolog√≠a. M√≠ralos en su p√°gina web aqu√≠

Esta publicación fue presentada por Lenovo. Las opiniones y el texto son todos míos.