El mercado mundial de teléfonos inteligentes cayó un 6% en el último trimestre debido a la crisis de los chips

El mercado de teléfonos inteligentes, durante la pandemia, tuvo fuertes caídas de ventas. La incertidumbre ha provocado que muchos consumidores pospongan la compra de un nuevo teléfono inteligente. Un año después, comenzamos a ver señales positivas de recuperación, sin embargo, la escasez de componentes contribuyó, una vez más, a un retroceso.

En el último trimestre, en comparación con el mismo período del año pasado, las ventas de teléfonos inteligentes cayeron un 6% a nivel mundial. Apple logró recuperar el segundo lugar detrás de Xiaomi, en gran parte gracias a la nueva línea del iPhone 13.

El mercado mundial de teléfonos inteligentes cayó un 6% en el último trimestre debido a la crisis de los chips

La crisis de los chips que afecta al segmento de los teléfonos inteligentes

Se suman las novedades de fabricantes que tienen que reducir la producción de algún modelo de smartphone o incluso suspender esta producción. Apple, por ejemplo, debería reducir la producción del iPhone 13 y Samsung debería incluso haber cancelado el lanzamiento del Galaxy S21 FE y reducir sustancialmente la producción de gama alta en 2022. Otros incluso han hecho ajustes a las especificaciones de los teléfonos inteligentes.

Se siguen haciendo lanzamientos, pero los envíos inevitablemente tienen que declinar, debido a la crisis de semiconductores que atraviesa el mundo.

El último trimestre estuvo lleno de grandes lanzamientos de las principales empresas de la industria de los teléfonos inteligentes, pero eso no respondió con un aumento en las ventas. Las remesas enviadas en los últimos tres meses se redujeron en un 6%.

En el análisis presentado por Canalys se percibe que Samsung se mantiene en el podio con el 23% de las ventas, al igual que en el mismo período del año pasado. Xiaomi, que ya estaba en segundo lugar, se quedó con el 14%, pero perdió el puesto ante Apple, que contó con la ayuda del iPhone 13 para crecer en términos de ventas.

Manteniendo la tendencia de crecimiento en el mercado global, VIVO y OPPO continúan con un 10% cada uno.

Según el analista, los fabricantes de chips han aumentado los precios de sus productos para desalentar los pedidos excesivos, con el fin de acercar la oferta y la demanda, lo que de hecho no ha sucedido. Además, se espera que esta crisis continúe hasta 2022, aunque disminuirá. Por tanto, es natural que los precios finales de los smartphones tengan un ligero aumento en este período.

Botón volver arriba