Esta mano rob√≥tica exoesquel√©tica puede ense√Īar a cualquiera a dibujar

¬°Entonces, ahora tenemos esta mano rob√≥tica que nos puede ense√Īar a dibujar! Si esto es cierto, entonces finalmente podr√≠a eliminar mi discapacidad cuando se trata de dibujar. El dibujo a mano alzada, como a los ingenieros nos gusta llamarlo, es un arte dif√≠cil de dominar. Muchos de nosotros tenemos buenas ideas e imaginaci√≥n sobre c√≥mo dibujar. Pero, cuando se trata de traducir esas ideas en dibujos, no importa cu√°nto lo intentemos, algo como esto termina en el papel:

Dibujo a mano Roboti

S√≠, no es genial en absoluto. Las habilidades de dibujo no son algo que puedas adquirir de un libro. Se necesitan a√Īos y a√Īos de pr√°ctica para aprenderlo. La mejor forma en que los profesionales usan para ense√Īar a los principiantes es guiando los movimientos de sus manos con los suyos. No hay suficientes en el mundo, pero ¬Ņqu√© pasa si un dispositivo rob√≥tico conectado a su mano puede guiarlo de la misma manera? Esto es lo que pretende hacer el Robot maestro.

Un estudiante de ingenier√≠a del Instituto de Dise√Īo de Interacci√≥n, Dinamarca desarroll√≥ esta idea como parte de su tesis de graduaci√≥n. Al principio, su producto le ense√Īar√≠a a un usuario c√≥mo tocar las diferentes melod√≠as de un piano. Como siguiente paso, ha actualizado el robot y lo ha llamado Maestro. Ahora puede impartir los movimientos b√°sicos de dedos y manos a cualquier persona nacida con un talento natural para hacerlo. Obliga a sus manos a seguir los movimientos exactos necesarios para dibujar varias veces para que su mente pueda ejecutarlas m√°s tarde por s√≠ mismo. Una vez que los haya hecho con la ayuda del Maestro, su memoria muscular puede recordar f√°cilmente el patr√≥n del movimiento y hacerlo sin ayuda externa.

Roboti dibujo a mano2

Es el mismo proceso que nos hace un tutor de mecanografía haciendo que nuestros dedos salten automáticamente a la palabra correcta. Pero dado que dibujar no se trata solo de perforar letras en un tablero, también es necesario guiar la mano. De esta manera, sus líneas de dibujo mejorarán mucho en un corto período de tiempo, ¡y usted mismo puede hacer excelentes ilustraciones a mano alzada o garabatos!

Sin embargo, el Profesor es solo un prototipo, ya que no parece que llegue al mercado minorista en el corto plazo. La interacci√≥n p√ļblica con el robot no fue como se esperaba, ya que las personas se sent√≠an extremadamente inc√≥modas al tener sus manos controladas por los comentarios del robot. Se resistir√≠an al movimiento forzado y, por lo tanto, no funcion√≥ correctamente. El gadget necesita a alguien como Steve Jobs, que puede convertirlo en un producto para otros usuarios. Hasta entonces, no debemos hacernos ilusiones.