Este revolucionario microscopio con forma de bolígrafo se puede usar para diagnosticar cáncer

Aunque la ciencia médica y la cirugía han mejorado más allá del reconocimiento, la cirugía contra el cáncer todavía utiliza el intestino del cirujano operativo más que cualquier otra cosa para determinar la extensión de la región cancerosa. No tienen una manera de volverse molecular en esa etapa y descubrir los puntos cancerosos exactos en el área afectada. Muchos cirujanos experimentados pueden localizar tumores debido a una gran cantidad de experiencia en su haber, pero alcanzan esa etapa después de varios contratiempos en pacientes vivos donde cortan algo que no era canceroso y tienen que cargar con el peso de la culpa. Este nuevo microscopio con pluma tiene como objetivo ayudarlos a localizar el área exactamente afectada utilizando una nueva técnica de microscopía llamada microscopía confocal de doble eje.

Los desarrolladores de la Universidad de Washington, que estaban detrás de la realización de este proyecto, creían que había llegado el momento de hacer un dispositivo preciso que permita a los médicos seguir el camino del cáncer. Siempre tienen que confiar en un instinto profesional que no es muy preciso y que ocasiona desastres de vez en cuando. Con este microscopio de lápiz, pueden acercar y alejar el tejido que se encuentra delante de ellos y así descubrir exactamente las regiones afectadas sin necesidad de juegos de adivinanzas.

microscopios cirujanos de cáncer con forma de bolígrafo2

El problema con los microscopios era que no hab√≠a un dispositivo port√°til que pudiera llevarnos a este nivel y ayudar a detectar el crecimiento excesivo del c√°ncer. El bol√≠grafo no solo puede aumentar sino tambi√©n ayudar a mapear estas √°reas e incluso iluminar partes de tejido a m√°s de medio mil√≠metro debajo de la superficie visual. Con esta plataforma de observaci√≥n multifac√©tica, los m√©dicos tendr√°n una mejor comprensi√≥n de d√≥nde cortar o no en una operaci√≥n de c√°ncer. Seg√ļn el investigador principal Jonathon Liu, trabajar con tejido canceroso es como conducir en una espesa niebla. Su experiencia podr√≠a llevarte a alg√ļn lado, ¬°pero no es una garant√≠a de que no te chocar√°s con el autom√≥vil que tienes delante!