viernes, junio 21, 2024
No menu items!
InicioMarketingGrowth Hacking versus marketing tradicional

Growth Hacking versus marketing tradicional

El Growth Hacking es un término bastante popular hoy en día. De hecho, el interés por este tema ha ido aumentando paulatinamente en los últimos años en todo el mundo, según Google Trends.

Tendencias de Google

Sin embargo, comúnmente se malinterpreta como simplemente un método de marketing de su marca. En realidad, existen muchas diferencias entre el growth hacking y el marketing.

Antes de analizar en qué se diferencian entre sí, primero intentemos comprender qué son el growth hacking y el marketing tradicional.

¿Qué es el Growth Hacking?

El Growth Hacking es un concepto bastante nuevo y el término fue acuñado por Sean Ellis, fundador y director ejecutivo de GrowthHackers, en 2010. Utilizó este método para hacer crecer muchas empresas populares como Dropbox.

El Growth Hacking es esencialmente un conjunto de técnicas que se centran principalmente en acelerar el crecimiento de su empresa. Utiliza muchos métodos innovadores, como el marketing viral, para lograr este crecimiento.

Comienza desde las primeras etapas de desarrollo del producto y continúa incluso una vez que se ha lanzado el producto. Ya sea marketing de guerrilla, UX, optimización de motores de búsqueda (SEO) o marketing por correo electrónico, el growth hacking lo utiliza todo.

Los presupuestos y los cronogramas no limitan el growth hacking. El único objetivo verdadero es llevar los productos y la marca al siguiente nivel.

Los conceptos básicos del growth hacking tratan de la optimización de sitios web para mejorar la experiencia del usuario. Esto, a su vez, puede ayudar a aumentar sus tasas de conversión.

También implica crear una presencia fuerte y activa en las redes sociales para interactuar con su público objetivo donde están más comprometidos.

La estrategia de adquisición de clientes en el growth hacking implica SEO y marketing de contenidos. Además, se realizan pruebas A/B de las páginas de destino en el growth hacking para mejorar sus tasas de conversión.

Por último, el growth hacking pone mucho énfasis en los datos y el análisis. Utilizando los datos, se toman medidas para optimizar el crecimiento del negocio.

Ejemplos de Growth Hacking

1. Airbnb

Airbnb es uno de los mejores ejemplos de growth hacking. Este servicio de alquiler de habitaciones utilizó una estrategia de Growth Hacking única para hacer crecer su negocio. Encontraron lagunas en Craigslist, un sitio web donde puedes anunciar casi cualquier cosa. Cada vez que alguien publicaba sus habitaciones en Airbnb, les daban la opción de incluirlas también en Craigslist.

Craigslist no permitió ninguna integración a través de una API pública. Sin embargo, los ingenieros de Airbnb se apresuraron a aplicar ingeniería inversa a los formularios en Craigslist sin ningún acceso a su código. A través de este método, obtuvieron una gran cantidad de tráfico entrante de Craigslist sin tener que invertir en ningún modo tradicional de marketing.

Además, los listados de Airbnb se destacaron entre la multitud porque eran más personalizados con mejores descripciones e imágenes. Esto los convirtió instantáneamente en los favoritos de quienes buscaban lugares donde quedarse durante sus vacaciones.

Se acercaron a aquellos usuarios que querían dichos servicios y al instante consiguieron más clientes. Si bien Craigslist descubrió estas vulnerabilidades en una etapa posterior, Airbnb ya había aprovechado las lagunas.

De hecho, Airbnb tuvo alrededor de 200 millones de dólares en ingresos en 2013. Esta cifra aumentó a alrededor de 500 millones de dólares en 2014 y posteriormente a 900 millones de dólares en 2015.

2. Buzón

Otro gran ejemplo, Dropbox, utilizó su producto como canal de distribución en su estrategia de growth hacking. Crearon un programa de referencia en el que sus clientes podían ganar más almacenamiento por recomendar la marca a otros.

🔥 Leer:  Priorizar la privacidad de los datos en su programa de experimentación

Cada titular de una cuenta de Dropbox Basic podría obtener 500 MB por cada referencia, hasta 16 GB. Por otro lado, los titulares de cuentas Dropbox Plus y Professional podrían ganar 1 GB por cada persona exitosa que refieran a Dropbox, hasta un máximo de 32 GB.

Esta estrategia de growth hacking ayudó a Dropbox a crecer rápidamente de 100.000 usuarios a más de 4 millones de usuarios en sólo 15 meses. De esta manera pudieron duplicar sus usuarios cada 3 meses. Además, lograron ahorrar en la inversión publicitaria tradicional en la que habrían incurrido para conseguir clientes.

3. Youtube

YouTube fue una de las primeras empresas en aprovechar el growth hacking en su beneficio. Lo hicieron incluso antes de que surgiera el término. Este truco de crecimiento no fue más que su opción de insertar video.

Siempre que alguien quisiera agregar un video de YouTube a su sitio web, todo lo que tenía que hacer era pegar el código de inserción del video. De esta forma, el vídeo se reproduciría en su sitio web sin ningún esfuerzo.

Esto era importante en aquellos días porque subir vídeos era una tarea ardua y requería mucho tiempo. YouTube simplificó todo este proceso y facilitó que cualquiera pudiera subir o insertar un vídeo. Esto les ayudó a convertirse en el nombre familiar que son hoy.

Ahora que sabes qué es el growth hacking, echemos un vistazo rápido a qué es el marketing tradicional.

¿Qué es el marketing tradicional?

El marketing tradicional está completamente enfocado a vender sus productos y servicios. Se centra en la promoción de productos terminados, lo que contrasta marcadamente con el growth hacking, que se ocupa de productos en desarrollo.

El único objetivo del marketing es aumentar las ventas de sus productos o servicios y generar ingresos. Si bien los métodos utilizados para hacerlo son similares a los que se utilizan en el growth hacking, los objetivos son muy diferentes.

Intentemos ahora comprender en qué se diferencia un growth hacker de un especialista en marketing.

Hackers de crecimiento versus especialistas en marketing

Como se mencionó anteriormente, el presupuesto es un diferenciador importante entre los growth hackers y los especialistas en marketing. Un growth hacker se preocupa principalmente por el crecimiento de la marca, y el presupuesto siempre es secundario para él.

Pero un especialista en marketing controla el crecimiento del negocio basándose en el presupuesto asignado para marketing. De esta manera, los especialistas en marketing siempre están limitados por los presupuestos, mientras que los growth hackers no.

gritame fuerte

Según Sean Ellis, el único norte verdadero para un growth hacker es el crecimiento. Todo lo que hacen es únicamente con el propósito de lograr el crecimiento. Si bien los especialistas en marketing también se centran en el crecimiento, el alcance varía enormemente.

Además, un growth hacker es una especie de cruce entre un especialista en marketing y un codificador. No necesitan depender de ingenieros para implementar API o incluso recuperar datos de la base de datos. Pero los especialistas en marketing suelen necesitar la ayuda de ingenieros para realizar estas tareas.

Normalmente, el entorno de alta presión de las startups requiere un growth hacking. Por otro lado, los especialistas en marketing suelen trabajar con empresas más grandes. Sin embargo, hoy en día incluso algunas organizaciones más grandes cuentan con growth hackers.

Un growth hacker suele ser experto en actividades de marketing online, como la creación de páginas de destino, pruebas A/B, etc. Pero es posible que los especialistas en marketing no tengan ese nivel de exposición a dichas actividades.

Los Growth Hackers utilizan experimentación rápida y miden todo lo que hacen para asegurarse de que puedan optimizar la producción. Se basan en datos y luego los convierten en conocimientos prácticos para ayudar a que el negocio crezca.

Ahora que conocemos las principales diferencias entre un growth hacker y un especialista en marketing, echemos un vistazo más de cerca al growth hacking frente al marketing tradicional.

🔥 Leer:  Girl Math: ¿Qué hay detrás de la tendencia viral y qué deben saber los especialistas en marketing?

Growth Hacking versus marketing tradicional

1. Incertidumbre en las startups

El mundo de las startups está lleno de incertidumbres. No es fácil identificar a tu público objetivo cuando estás empezando. Además, también necesita pruebas de que sus clientes querrían comprar sus productos.

Todo esto debe hacerse en un corto período de tiempo y resulta ser un desafío.

Es debido a este entorno que el growth hacking se vuelve muy diferente del marketing tradicional. El principal objetivo de los growth hackers es, por tanto, difundir los productos y la marca para generar ventas.

Por otro lado, los especialistas en marketing se centrarían en el marketing general de la marca y los productos a largo plazo.

2. El enfoque del producto

Cuando se analiza el growth hacking frente al marketing tradicional, la mayor diferencia es la forma en que está diseñado el producto. Con el marketing tradicional, los esfuerzos se centran en atraer clientes a los productos.

Por otro lado, cuando se trata de growth hacking, el esfuerzo se pone en crear un producto que guste a los consumidores. Esta diferencia de enfoques diferencia al marketing tradicional del growth hacking.

Esta es la razón por la que los growth hackers juegan un papel importante a la hora de diseñar y crear un nuevo producto. Por otro lado, los especialistas en marketing sólo intervienen cuando el producto está listo para venderse.

3. Modo de Promoción

Los modos de promoción varían enormemente tanto para el growth hacking como para el marketing tradicional. El marketing tradicional suele centrarse en la publicidad paga. Puede incluir plataformas de redes sociales, periódicos, anuncios de televisión, etc. Los especialistas en marketing tradicionales suelen tener presupuestos preestablecidos dedicados a estos canales y ajustan su gasto en función del rendimiento.

Por otro lado, los growth hackers siempre están buscando alternativas gratuitas o asequibles para promocionar los productos y la marca. Por lo general, idean métodos innovadores para aumentar el alcance y las ventas sin gastar mucho dinero.

4. Tasa de crecimiento

Las empresas emergentes suelen crecer extremadamente rápido en comparación con las empresas establecidas. Algunas empresas emergentes pueden incluso terminar duplicando o triplicando su número cada pocos meses, como Dropbox. Los Growth Hackers suelen estar preparados para manejar este tipo de crecimiento y también atacarlo.

Por otro lado, es posible que los especialistas en marketing no puedan ver los resultados del marketing tradicional al instante. Esto también puede conducir a una tasa de crecimiento más lenta en comparación con el Growth Hacking.

5. Presupuestos

El presupuesto es un diferenciador importante cuando se trata de growth hacking y marketing tradicional. Si bien un growth hacker se concentra sólo en el crecimiento, el presupuesto de la empresa sí juega un papel en sus decisiones, especialmente en las startups. Esto se debe principalmente a que las startups no tienen el mismo nivel de financiación y recursos que las empresas bien establecidas.

En tales casos, los growth hackers deben buscar alternativas más baratas para lograr el crecimiento deseado. Si bien eso no es tan fácil como parece, los growth hackers profesionales pueden hacer el trabajo con un presupuesto limitado.

6. Embudos

El marketing tradicional no se ocupa mucho de los embudos de ventas. Se centra mucho en crear conciencia de marca y reputación en la boca del embudo.

Sin embargo, más allá de eso, los resultados mensurables no son muchos. Esto se debe a que el marketing no se basa tanto en datos como el growth hacking. Por último, el marketing tradicional puede terminar analizando métricas de vanidad para determinar el éxito o el fracaso de la campaña.

Por otro lado, el Growth Hacking tiene embudos claramente definidos, y los Growth Hackers también utilizan una experimentación rápida para optimizarlos. En primer lugar, se definen objetivos viables y se implementan las campañas. A partir de la retroalimentación, también se forman y priorizan hipótesis.

Lo siguiente que se hace en el growth hacking es utilizar análisis para realizar un seguimiento del progreso hacia los objetivos. Por último, el growth hacking prioriza la optimización mediante una experimentación rápida. En esto, el experimento se prueba A/B para que los parámetros se puedan optimizar para obtener mejores resultados.

🔥 Leer:  26 mejores aplicaciones de conciertos para ganar dinero

Ahora echemos un vistazo más de cerca a algunas de las mejores herramientas utilizadas tanto para el growth hacking como para el marketing tradicional.

1. Espía Fu

SpyFu incluye un conjunto completo de herramientas que los growth hackers pueden utilizar para impulsar el crecimiento de su marca. Dado que el growth hacking utiliza marketing de contenidos y SEO para promocionar la marca, el conjunto de herramientas de SpyFu puede resultar extremadamente útil.

espíafu

Sus herramientas de análisis de la competencia SEO pueden ayudarlo a ver cuál es su posición en comparación con sus competidores. Al usarlo, puede encontrar nuevos métodos para hacer crecer su marca.

Además, proporciona herramientas de investigación de palabras clave y de investigación de PPC que pueden ayudarlo a encontrar palabras clave relevantes para las campañas de su marca.

También puede realizar un seguimiento de su progreso en las páginas de resultados del motor de búsqueda (SERP) utilizando su Comprobador de clasificación de palabras clave. Esta herramienta también puede ser utilizada por especialistas en marketing tradicionales para mejorar el SEO y la presencia de sus sitios web.

2. Weber

AWeber le ayuda a automatizar sus campañas de correo electrónico y también puede crear boletines informativos con él. Puede configurar secuencias de respuesta automática utilizando esta herramienta para mejorar sus campañas de marketing por correo electrónico. De esta manera, podrá enviar correos electrónicos profesionales y personalizados a su público objetivo sin mucho esfuerzo.

Weber

Esta es otra herramienta más que se puede utilizar tanto en el growth hacking como en el marketing tradicional.

3. Optimizely y Visual Web Optimizer

Para ejecutar pruebas A/B, puede utilizar Optimizely y Visual Web Optimizer. Estas herramientas le facilitan la creación y ejecución de pruebas. Además, puede obtener los resultados de sus pruebas con facilidad para poder optimizar su rendimiento en consecuencia.

optimizar

Si bien algunos especialistas en marketing también utilizan pruebas A/B, estas herramientas pueden ser extremadamente útiles para los growth hackers que realizan este tipo de pruebas con regularidad.

4. WordPress, SquareSpace y otros creadores de sitios web

Los especialistas en marketing generalmente no participan en el proceso de diseño y desarrollo de sitios web. Sin embargo, el Growth Hacking a menudo también implica esta fase. Los Growth Hackers generalmente provienen de desarrolladores y, por lo tanto, pueden terminar creando sus sitios web personalizados.

Sin embargo, es posible que muchos de ellos no sean expertos. En cuyo caso, un creador de sitios web sería muy útil. WordPress y SquareSpace son dos de los creadores de sitios web más populares que pueden ayudarlo a diseñar sitios web con una codificación mínima o nula.

WordPress

Como los profesionales del marketing no suelen ocuparse del diseño y la optimización de sitios web, estas herramientas no les serían de mucha utilidad.

5. Encuesta Monkey, Wufoo y TypeForm

Herramientas como SurveyMonkey, Wufoo y TypeForm pueden ayudarte a recopilar comentarios de los clientes. Le ayudan a hacerlo integrando diferentes herramientas en su sitio web. Al medir esta retroalimentación, puede realizar cambios en sus estrategias y optimizar sus campañas.

Google Suite

Pensamientos finales

El Growth Hacking y el marketing tradicional pueden superponerse, pero son muy diferentes entre sí. Si bien el growth hacking implica buscar formas asequibles de hacer crecer rápidamente su empresa, el marketing tradicional a menudo requiere un presupuesto mucho mayor.

Además, el marketing tradicional implica la promoción de productos terminados. Por otro lado, el growth hacking implica el desarrollo y promoción de productos basados ​​en los comentarios de los clientes.

Los Growth Hackers suelen participar en las etapas de desarrollo del producto y, por lo general, también tienen algunos conocimientos técnicos. Pero los especialistas en marketing tienen como único objetivo aumentar las ventas de la empresa y probablemente no participarán en las etapas de desarrollo.

Recomendamos

Populares