Hace once a√Īos, un hombre construy√≥ una topadora asesina auto-modificada y un infierno desatado

¬ŅCu√°ntas veces ha tenido una amarga experiencia de tratar con autoridades gubernamentales o universitarias y luego recurri√≥ a construir un tanque y desatarlo en el Ayuntamiento? M√ļltiples veces, supongo! Pero, estos son solo pensamientos de venganza al azar que desaparecen con el tiempo a medida que la mayor√≠a de nosotros avanzamos. Pero, algunas personas han tenido una experiencia tan mala al tratar con el gobierno y son pr√°cticas corruptas que eligen contraatacar y ense√Īarles una buena lecci√≥n. Este tipo llamado Marvin Heemeyer era una de esas personas. En 2004, despu√©s de una prolongada batalla legal con el cabildeo de una organizaci√≥n privada en los departamentos gubernamentales, perdi√≥ su caso leg√≠timo y se volvi√≥ loco.

En lugar de sacar su frustración por el alcohol o un acto aleatorio de violencia callejera, tenía un plan. Atacaría a las personas involucradas en esta estafa y derribaría sus escondites, como los llamaba, al suelo. Este tipo, un ex militar, tenía una cadena de tiendas en todo el estado que alquilaba una por una, excepto la grande en Granby, que él mismo operaba. También se involucró en la política local y su personalidad volátil se aseguró de que obtuviera más que su parte de enemigos en el Ayuntamiento. No era como si fuera un hombre terco y enojado. Incluso fue descrito por muchos como agradable y dijo que en realidad era alguien que se inclinaría hacia atrás para crear espacio para otras personas.

Granby Bulldozer rampage4

Pero, su personalidad err√°tica lo hizo perder cuando entr√≥ en una guerra legal contra la familia Docheff. Los Docheff quer√≠an erigir una planta de lotes de concreto en esa tierra, y estaban dispuestos a pagar una indemnizaci√≥n. A partir de la d√©cada de 1990, el caso se prolong√≥ ya que Heemeyer no estaba de humor para vender su tierra y segu√≠a exigiendo sumas rid√≠culas de dinero para detener la transferencia. La compa√Ī√≠a de concreto era consciente de su terquedad para vender la tierra, por lo que fueron al Ayuntamiento y buscaron una nueva zonificaci√≥n del √°rea donde se encontraba la tienda. Seg√ļn Heemeyer, esto fue una pu√Īalada por la espalda y sigui√≥ asistiendo a las reuniones del consejo para proteger sus intereses. Pero m√°s tarde, la comisi√≥n de zonificaci√≥n y los fideicomisarios aprobaron el plan presentado por la compa√Ī√≠a de concreto y para someter al propietario, incluso impusieron una multa masiva por peque√Īos delitos como no conectar su tienda a la l√≠nea de alcantarillado y su garaje lleno de veh√≠culos basura. Todo esto se hizo debido a algunos acuerdos turbios que se llevaban a cabo entre los funcionarios y los Docheff. Hubo contragolpes y favores, y Heemeyer no pudo probar estas acusaciones.

Naturalmente, una persona vol√°til perder√≠a el control y devolver√≠a el golpe a sus oponentes, pero al menos en el principio prevaleci√≥ en √©l cuando trat√≥ de difundir las noticias y obtener simpat√≠a del p√ļblico. Intent√≥ maniobras pol√≠ticas e incluso compr√≥ una excavadora con su propio dinero para construir un camino que permita a sus clientes acceder a su tienda, pero el ayuntamiento rechaz√≥ todas las solicitudes leg√≠timas que les hizo. Su nuevo plan de l√≠nea de alcantarillado tambi√©n fue rechazado por las personas a su alrededor, y no le qued√≥ nada. Mucha gente sab√≠a sobre los negocios turbios entre el consejo y los Docheff, pero no hab√≠a pruebas. La compa√Ī√≠a lo da√Ī√≥, su reputaci√≥n y su propiedad hasta el punto de no volver solo para vengarse de √©l y ahora estaba planeando devolverle el favor. Sac√≥ la multa de 2.500 $ en un cheque y escribi√≥ cobarde al respecto. Fue una advertencia de √©l que repeler√° su ataque.

Granby Bulldozer rampage3

Al no recurrir a esto, vendi√≥ su querida propiedad a una compa√Ī√≠a local de basura que le dio seis meses para desocupar. Comenz√≥ a trabajar en su excavadora de inmediato. Fue trasladado a la ferreter√≠a y comenz√≥ a hacerle modificaciones de grado militar. Agreg√≥ un poco de armadura compuesta casera al motor, la cabina e incluso partes de las pistas. La armadura era cemento intercalado entre gruesas l√°minas de acero. Tambi√©n agreg√≥ c√°maras delanteras y traseras para monitorear el movimiento y la direcci√≥n cuando ir√≠a a gangsta contra la ciudad. Tambi√©n mantuvo un compartimento separado para almacenar una reserva de alimentos y agua para durar varias horas. Tambi√©n ten√≠a un tanque de aire para mejorar la circulaci√≥n durante su terrible experiencia.

Para un psic√≥pata, estaba muy organizado en sus pensamientos sobre las actualizaciones. Document√≥ su trabajo a trav√©s de notas y cintas de audio. √Čl dijo en uno de ellos: “Voy a sacrificar mi vida, el futuro miserable que me diste, para mostrarte que lo que hiciste est√° mal”. Estaba totalmente comprometido y motivado por su retorcida causa de da√Īar a sus oponentes. En otra ocasi√≥n, justific√≥ su desarrollo de armadura diciendo: ‚ÄúSiempre estuve dispuesto a ser razonable hasta que tuviera que ser irrazonable. A veces, los hombres razonables deben hacer cosas irracionales ‚ÄĚ. Incluso instal√≥ algunos rifles de francotirador de alto calibre en el interior para eliminar a sus enemigos.

Granby Bulldozer rampage2

En 2004, sus problemas se multiplicaron y debe haberse deprimido sin medida. Su padre muri√≥, y atrap√≥ a su compa√Īero enga√Ī√°ndolo con √©l, y termin√≥ su relaci√≥n con ella. Ahora, se dispuso a vengarse de las personas que lo hac√≠an miserable. En la ma√Īana del 4 de junio de 2004, se subi√≥ al tanque de la excavadora con una lista manuscrita de objetivos que necesitaba eliminar y ponerlo en curso.

Su primer objetivo fue la planta de Mountain Park Concrete, y la atravesó. La policía respondió poco después e intentó rodear la excavadora fuertemente blindada, pero no pudo hacerlo. Aplastaría cualquier obstáculo en su camino y las balas simplemente se reflejarían en él. Uno de los propietarios llamado Cody Docheff intentó detenerlo con un cargador frontal, pero se detuvo cuando Heemeyer disparó contra él desde corta distancia. Ahora que la gente sabía que estaba armado y listo, simplemente no les importaba interponerse en su camino, y seguía arrasando libremente. En cuestión de minutos, los dos edificios fueron eviscerados junto con todos los vehículos y ahora el Killerdozer se abrió camino hacia la ciudad.

Curiosamente, nadie pod√≠a acercarse a la excavadora, pero la polic√≠a a√ļn ten√≠a que vigilarlo, por lo que lo rodearon con autos de emergencia y escoltas, y parec√≠a una caravana VIP entrante hacia la ciudad. Un veh√≠culo deportivo utilitario de la polic√≠a se aventur√≥ cerca y casi fue aplastado debajo. Un valiente alguacil salt√≥ sobre el bulldozer y a√ļn no pudo entrar por la fuerza. Dispar√≥ 37 disparos a la escotilla de apertura, pero fue en vano. M√°s tarde admiti√≥ que habr√≠a matado a Heemeyer porque esa era la √ļnica forma que nos quedaba para detener su locura total.

Alboroto Granby Bulldozer

Mientras tanto, el veh√≠culo era dif√≠cil de controlar por las autoridades locales. Casi no hay tanques en los alrededores para tratar de detenerlo, por lo que demoli√≥ sin esfuerzo edificios y autom√≥viles como Heemeyer quer√≠a. Los controles se vieron afectados, ya que sufri√≥ da√Īos por la excavaci√≥n constante, y comenz√≥ a girar a izquierda y derecha. A√ļn as√≠, Hemeeyer fue capaz de alcanzar sus objetivos. Incluyeron la casa de un ex alcalde, un peri√≥dico local que difundi√≥ noticias en su contra a cambio de sobornos, negocios de un ex concejal e incluso el propio Ayuntamiento. El ex militar no asesin√≥ ni hiri√≥ a nadie durante este largo frenes√≠ gangsta.

Para detenerlo, la polic√≠a de Granby sancion√≥ un raspador de escala industrial para detenerlo en seco, pero la excavadora empuj√≥ el veh√≠culo m√°s ligero a un lado en una poderosa colisi√≥n. Quien dice que el tama√Īo no importa. En una hora llena de caos, hab√≠a demolido casi trece edificios en toda la ciudad y ahora se puso rumbo a su pr√≥ximo objetivo, el hardware de Gamble. El da√Īo causado por las armas peque√Īas y la demolici√≥n constante estaba haciendo mella en el veh√≠culo pesado, y la topadora ya lenta se deten√≠a debido a una fuga en el radiador. Cuando se estrell√≥ contra la ferreter√≠a, el piso d√©bilmente colocado debajo cay√≥ y el frente cay√≥ dentro de un s√≥tano poco profundo. No importa cu√°nto lo intentara, el veh√≠culo pesado no se mover√≠a.

Cuando los equipos SWAT se alinearon contra √©l, se escuch√≥ un solo disparo, y Heemeyer fue encontrado muerto adentro m√°s tarde. Se hab√≠a suicidado con una pistola .357. Su tr√°gica muerte fue la √ļnica v√≠ctima de todo el incidente. Incluso hoy en d√≠a, hay muchas personas que idolatran a Heemeyer por lo que hizo al destacarse contra la corrupci√≥n gubernamental y usar su genio y esfuerzo puro para ense√Īarles una lecci√≥n duramente ganada. Pero, no podemos negar que √©l tambi√©n quer√≠a matar a sus objetivos. La lenta velocidad del bulldozer no le permiti√≥ hacer eso, pero lo habr√≠a hecho. Incluso trat√≥ de derribar un muro contra los oficiales de polic√≠a que eran una parte inocente, y tambi√©n intent√≥ incendiar varios dep√≥sitos de tanques de propano con su arma. Aunque la gente lo hab√≠a perjudicado, todav√≠a era un loco detr√°s del volante y probablemente da√Ī√≥ la infraestructura civil m√°s de lo que la compa√Ī√≠a le deb√≠a. Pero, este extra√Īo incidente nos muestra c√≥mo las personas pueden actuar como locas si son perjudicadas. Era una misi√≥n suicida, y no quer√≠a vivir para pagar el precio de lo que hab√≠a hecho. Entonces, en cierto modo, tambi√©n era un cobarde.