Lockheed Martin acaba de presentar el próximo avión espía de Estados Unidos

El avi√≥n esp√≠a U-2 fabricado por el fabricante estadounidense de la Fuerza A√©rea Lockheed Martin es uno de los pocos aviones de viaje de las primeras etapas de la guerra fr√≠a que a√ļn est√°n en servicio activo en la Fuerza A√©rea de los EE. UU. En alg√ļn nivel. Otros aviones antiguos incluyen SR-71 Blackbird y B-52 y todav√≠a est√°n siendo utilizados por la USAF en varias capacidades operativas. Debido a los grandes ciclos de vida operacionales y la utilidad de estos aviones, muchos de estos dise√Īos se est√°n revisando para hacer aviones centrados en la longevidad para los futuros roles militares. U-2 est√° ahora en los planes para ser renovado con la introducci√≥n del avi√≥n conceptual TR-X, que es una versi√≥n m√°s sigilosa y se espera que entre en servicio en unos 10 a√Īos.

El nuevo concepto TR-X tendr√° una envergadura de 103 pies con una altitud de crucero de 475 mph, que no es tan alta teniendo en cuenta la velocidad de los aviones hoy en d√≠a. Pero, con un techo m√°ximo de 70,000 pies que puede alcanzar en 45 minutos, seg√ļn el gigante de la defensa, el techo mejorado y la capacidad de carga √ļtil del nuevo avi√≥n ayudar√°n a la Fuerza A√©rea en los pr√≥ximos a√Īos.

TR-X-2

A pesar de una carrera extremadamente exitosa y prolongada, los √ļltimos U-2 definitivamente se eliminar√°n en 2019 a m√°s tardar. Con la introducci√≥n de drones de largo alcance, la Fuerza A√©rea no tiene prisa por buscar un reemplazo, pero Lockheed conf√≠a en que puede cambiar la mentalidad del ala militar y mejorar las posibilidades de introducir esto. Tendr√° nuevos sistemas m√°s seguros, armamento l√°ser y una arquitectura de misi√≥n revolucionaria. Otro aspecto importante de TR-X es que tambi√©n tendr√° una opci√≥n automatizada para evitar ciertas misiones que son demasiado peligrosas con el piloto.
TR-X

Scott Winstead, el gerente de negocios de Lockheed para el TR-X entiende los desafíos, pero está dispuesto a enfrentarlo con la USAF. También se supone que es un reemplazo para Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk.