Marketing de Entrada vs Marketing de Contenidos

¿Participas en inbound marketing o marketing de contenidos? Ahora que lo pienso, ¿cuál es exactamente la diferencia entre el inbound marketing y el marketing de contenidos? ¿Son lo mismo, o dos métodos totalmente separados?

Puede haber un poco de confusión entre estos dos conceptos, y no es difícil ver por qué algunas personas los confunden. Pero si para ejecutar tus estrategias de manera efectiva, es importante tener muy claro la diferencia entre estas dos funciones de marketing. Entonces, sin más preámbulos, examinemos la diferencia entre el marketing entrante y el de contenido.

Marketing de Entrada vs Marketing de Contenidos

¿Qué es el marketing de contenidos?

Como lo define Joe Pulizzi, marketing de contenidos es “una técnica de marketing para crear y distribuir contenido relevante y valioso para atraer y retener la atención de un público objetivo bien definido, con el objetivo de convertirlos en futuros clientes”. Con el marketing de contenidos, usted está proporcionar valor gratuito a los usuarios con la esperanza de recuperar esa inversión a largo plazo.

El marketing de contenidos moderno tiene su origen a finales del siglo XIX y principios del XX, cuando las marcas comenzaron a publicar revistas corporativas con consejos para sus clientes. Los ejemplos incluyen los libros de cocina de Jell-O y las Guías Michelin, que ayudaron a los clientes a mantener sus automóviles y encontrar alojamiento cuando viajaban.

¿Qué es el marketing entrante?

Como para mercadotecnia interna, es una metodología de marketing que se basa en atraer clientes y convencerlos de que acudan a ti, en lugar de “invadirlos” con mensajes, como suele hacerse en el marketing tradicional o en el outbound marketing. El Inbound es un método basado en atraer y atraer a tus clientes ideales, acompañándolos desde que escuchan por primera vez tu marca hasta que se vuelven fans de ella. Sus claves son atraer tráfico a los sitios de la marca, convertir a los visitantes en leads o contactos calificados y luego automatizar el proceso para que estos leads eventualmente se conviertan en clientes.

<iframe loading=”lazy” loading=”lazy” width=”560″ height=”315″ src=”https://www.youtube.com/embed/if8BwkBAFeg” frameborder=”0″ allow=”acelerómetro; reproducción automática; escritura en el portapapeles; medios cifrados; giroscopio; imagen en imagen” allowfullscreen=”” style=”posición: absoluta; superior: 0px; izquierda: 0px; ancho: 100%; alto: 100%; borde: ninguno ;”>

Los orígenes de mercadotecnia interna como los conocemos, ahora son mucho más modernos, ya que el concepto no surgió hasta 2006. Fue mencionado por primera vez por Brian Halligan y Dharmesh Shah, los fundadores de la famosa solución de marketing HubSpot.

Inbound Marketing y Content Marketing: diferencias y similitudes

La relación entre el inbound marketing y el marketing de contenidos es que El marketing de contenidos es una de las herramientas que utiliza el inbound para atraer tráfico, pero no la única. Al crear y publicar contenido en diferentes formatos de forma estructurada (marketing de contenido), puede atraer visitantes a la página que luego utilizará para intentar convertir a los invitados en clientes potenciales y luego en clientes (marketing entrante).

Aquí hay algunas diferencias clave entre el marketing entrante y el de contenido:

Es posible hacer marketing de contenidos dentro de un paradigma saliente. Eso significa que es posible hacer marketing de contenidos sin hacer marketing entrante. Algunos buenos ejemplos son las famosas revistas del siglo XIX que comenté antes o los boletines que se envían como parte de una campaña masiva y no como una estrategia de nutrición de prospectos. De manera similar, el inbound marketing no necesariamente tiene que incluir el marketing de contenidos entre sus estrategias. Sí, es cierto que es una de las herramientas más habituales para atraer tráfico, y que todas las marcas deberían tener una web completa que sea de utilidad a los clientes actuales y potenciales. Pero, el marketing de contenidos no es 100% imprescindible para crear una estrategia inbound.El marketing de contenidos por sí solo no puede atraer clientes. Publicar contenido de calidad sirve para atraer tráfico al sitio web o blog de la marca y puede ayudarte a lograr viralidad y participación en las redes sociales, pero el contenido por sí solo no hará que las personas se conviertan en clientes.El Inbound Marketing se encarga de todo el proceso, desde la atracción inicial hasta la conversión final. El marketing de contenidos solo puede ayudar en la primera etapa, que es atraer tráfico a los canales de la marca (generalmente al sitio web). Pero el marketing de contenidos se detiene allí. Inbound aplicará una serie de estrategias de generación de leads encaminadas a conseguir que el usuario dé sus datos y se convierta en lead. A continuación, lead scoring (en el que se asigna un valor al lead en función de la información que ha dado) y lead nurturing (proceso mediante el cual se envía una serie de comunicaciones al lead para orientarlo en la dirección de compra) entra en juego. Finalmente, una vez que el contacto se ha convertido en cliente, la estrategia inbound puede prever una serie de acciones encaminadas a fidelizarlo.El inbound marketing emplea más técnicas además del marketing de contenidos para atraer tráfico. Entre estas técnicas se encuentran el SEO (técnicas para mejorar el posicionamiento orgánico en buscadores y aparecer cuando los usuarios realizan búsquedas relacionadas), la publicidad de pago por clic o PPC (en la que el cliente sólo paga cuando el usuario visita su landing page) y el email marketing (que no es solo para la captura de tráfico original, sino también para etapas posteriores de nutrición de prospectos).El marketing de contenidos y el inbound marketing requieren habilidades diferentes. Los especialistas en marketing de contenido tienden a ser más creativos porque la redacción, la fotografía y la edición de videos son fundamentales. Por el contrario, el inbound requiere de profesionales con un perfil más técnico, porque tienen que llevar a cabo una estrategia completa que requiere conocimientos avanzados de programación, analítica y automatización de marketing.