Neurociencia en marketing: consejos prácticos

Nuestros pensamientos, sentimientos y acciones son simplemente el resultado de la actividad neuronal en el cerebro. Los especialistas en marketing utilizan ampliamente los conocimientos de la neurobiología para adivinar los deseos de los consumidores.

Gracias a la neurobiología, es posible predecir el comportamiento de los consumidores e incluso manipular sus decisiones. El neuromarketing solía considerarse un enfoque poco convencional, pero en los últimos años los resultados de las investigaciones neurobiológicas se han vuelto mucho más populares entre los especialistas en marketing. Por ejemplo, muestran que los usuarios confían en la intuición a la hora de tomar decisiones arriesgadas (como comprar en una tienda online poco fiable) y que los banners publicitarios en las redes sociales atraen más la atención que los de los blogs.

Según los gráficos de marketing, el 70% de los especialistas en marketing en 2020 Facebook para publicidad y el 41% utilizó Instagram.

Publicidad en redes sociales.jpg

Técnicas de neuromarketing que vale la pena probar

Aversión a la pérdida

Para los seres humanos, el dolor de la pérdida es más fuerte que el placer de la adquisición. Piense en el Black Friday: a los consumidores no solo les apasiona realizar una compra debido a los grandes descuentos en un producto, sino que la idea de que se perderán una buena oferta juega un papel importante. Amazon utiliza el mismo método de neuromarketing cuando enumera productos que pronto se agotarán.

Parálisis de decisiones

Los consumidores tienen dificultades para tomar decisiones de compra. La teoría de la parálisis lo explica de esta manera: cuando tenemos una gran variedad de productos frente a nosotros, el cerebro los analiza activamente y finalmente se congela en la inacción por temor a tomar la decisión incorrecta.

Por lo general, a los consumidores se les proporciona una larga lista de productos, por lo que se pierden frente al surtido. Si divide la lista en grupos más fáciles de percibir, el resultado le sorprenderá.

Un enfoque científico del marketing

Pasemos a las estadísticas. La agencia creativa Fabrik cita los siguientes datos:

  • El 90% de las decisiones de compra de los consumidores se toman de forma inconsciente;
  • el cerebro humano procesa las imágenes 60.000 veces más rápido que el texto;
  • los especialistas en marketing dedican hasta el 70% de su tiempo a atraer la atención de los clientes.

Hay investigaciones que demuestran que la publicidad con personas es más eficaz que la publicidad sin ellos. Considere el empaque de las papas fritas Lay o el chocolate con leche Kinder Chocolate. En el primero, puedes ver celebridades, en el segundo, niños sonrientes.

Google, Disney y CBS ya han invertido en marketing neurobiológico. Si estos «gigantes» se toman en serio el neuromarketing, tiene sentido hacer lo mismo.

packaging basado en neuromarketing.jpg

Te sugerimos 4 formas de utilizar la neurociencia en el marketing digital:

1. El marketing eficaz requiere emociones. Cuando su marca evoca cierta respuesta emocional de la audiencia, la gente lo recordará inconscientemente tan pronto como se active el disparador correcto. Aquí es donde la neurociencia visual puede resultar útil.

2. Preste atención a los precios. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los precios de muchos productos son, por ejemplo, 299,99 o 399,90 euros, y no 300 o 400? Nuestro cerebro ve subconscientemente tales números no cerca del valor, pero sí muy diferentes. Cuanto más bajo parece el precio, mejor se sienten los consumidores al respecto.

3. Motive a sus clientes a compartir sus experiencias con usted. De esa forma obtendrá nuevos clientes que ya confianza la marca gracias a los consejos de sus amigos. Las revisiones positivas les dirán a los consumidores más sobre su producto que cualquier publicidad comercial.

4. Diferentes personas eligen cosas diferentes. Es conveniente pensar en los consumidores como una gran comunidad, pero diferentes personas reaccionan de manera diferente al mismo servicio o producto. Cada uno elige lo que más se adapta a sus intereses y maximiza los beneficios. Piense en cómo capitalizar las preferencias, emociones y estados de ánimo de los diferentes consumidores en su estrategia de marketing.

precios de neuromarketing.jpg

Cómo utilizar la neurobiología al crear contenido

Te relacionarás con tus clientes a un nivel más profundo si tienes en cuenta las características psicológicas de tus clientes al desarrollar tu estrategia de marketing de contenidos.

Primero, observe las necesidades internas de las personas. ¿Conoces a una sola persona que no quiera estar satisfecha y feliz? El contenido que evoca emociones positivas tiene un gran éxito.

Segundo, conviértase en un viejo conocido de los clientes. Cuando vemos algo familiar y identificable, el cerebro produce dopamina, lo que provoca placer. Por lo tanto, use colores, fuentes y gráficos en su contenido que le recuerden como una experiencia agradable.

Tercera, evite la complejidad. El contenido debe ser comprensible. Todo lo que su cerebro considere complicado se convierte en una tarea desagradable. Simplifique el texto con subtítulos, viñetas y listas. Terminará siendo fácil de leer y mejor digerido por la parte visual del cerebro.

Cuatro, sorprende al lector. Tenga en cuenta la novedad al desarrollar contenido. No use las mismas palabras y frases de una manera nueva. Agregue imágenes a los artículos y experimente con los formatos.

Según HubSpot, más del 92% de los especialistas en marketing consideran que el video es una parte importante de su estrategia de marketing. Esa es la cifra más alta desde 2015.

Video en estrategia de marketing.jpg

Resumen

El neuromarketing ha avanzado mucho en los últimos 15 años. La investigación neurobiológica ha demostrado ser una herramienta poderosa para comprender el comportamiento humano. Proporcionamos ejemplos de cómo operar con neurobiología visual para aumentar Reconocimiento de marca y emoción para despertar el cerebro. Siga las últimas investigaciones en marketing neurobiológico y póngalas en práctica.

La publicación fue publicada originalmente aquí.