Pide darle a la tecnología un rostro femenino

PANAM√Ā.- Destruir el machismo existente en el campo de la tecnolog√≠a y la ciencia es uno de los deseos de la doctora en neurociencia y psicolog√≠a paname√Īa, Gabrielle Britton, quien cree que la perspectiva femenina es necesaria en estas disciplinas.

“La direcci√≥n en la cual la sociedad desarrollar√°, automatizar√° nuevos programas y desarrollar√° procesos y dispositivos dise√Īados para reemplazar a los seres humanos requiere una perspectiva femenina”, dijo el actual director del Centro de Neurociencias del Instituto de Investigaci√≥n Cient√≠fica y Servicios de Alta Tecnolog√≠a de Panam√° (Indicasat )

La cient√≠fica, que trabaj√≥ en un centro de investigaci√≥n en los Estados Unidos hace 10 a√Īos, tambi√©n dio un ejemplo de lo que est√° sucediendo en Silicon Valley como la “Meca de la tecnolog√≠a mundial”, en la que, seg√ļn expres√≥ su preocupaci√≥n, los hombres dominan.

En Panamá, la realidad es similar: las mujeres emplean menos del 40% de los trabajos en ciencia, tecnología e innovación (CTI).

Britton argumenta que el problema no termina aquí, sino que ahora se extiende a los desarrollos en inteligencia artificial, donde el personaje femenino se usa estereotípicamente en creaciones como el robot humanoide Sophia y en los asistentes de voz de Apple, Amazon y Google

“La primera Android, Sophia, est√° exagerada con grandes pechos y una cintura peque√Īa. Si, los cient√≠ficos, estamos desarrollando una nueva inteligencia artificial, habr√≠a creado una entidad androg√©nica. ¬ŅPor qu√© la inteligencia artificial necesita ser una mujer primero?” .

El multiplicador de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, abreviatura de inglés) también dijo que este tipo de aislamiento de las mujeres también se puede ver en sectores como los videojuegos, que creen que se convierten en hombres porque son hombres. Los hombres son creados.

Britton, quien recibi√≥ el Premio a la Mujer Sobresaliente de la Asociaci√≥n Paname√Īa de Ejecutivos de Empresas (Apede) por su carrera acad√©mica en el extranjero este a√Īo, dijo que hay un fuerte movimiento en Panam√° para las mujeres que han sido cada vez m√°s prominentes en la ciencia.

Seg√ļn la Secretar√≠a Nacional de Ciencia, Tecnolog√≠a e Innovaci√≥n (Senacyt), las mujeres paname√Īas representan casi el 40% de la comunidad cient√≠fica, pero a√ļn existe una divisi√≥n basada en roles de prejuicio, prejuicio y g√©nero.

No lejos del movimiento feminista paname√Īo, Britton cre√≠a que esta tendencia todav√≠a se compara con pa√≠ses como Argentina o Espa√Īa, cuyos grupos tienen una voz muy poderosa en la sociedad.

“Panam√° necesita un movimiento m√°s fuerte, pero como otras cosas que el pa√≠s no nos ha tratado lo suficientemente mal, no nos preocupan muchas cosas que debemos hacer”, dijo el experto, que asisti√≥ a un foro esta semana. Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que elogi√≥ las contribuciones hist√≥ricas de 80 mujeres paname√Īas.

En este sentido