Pour One Out para Casio: el pionero fabricante de c√°maras digitales se retira del mercado

Casio, conocido hoy en día por sus cámaras compactas de apuntar y disparar bastante peatonales, no siempre fue así. A fines de la década de 1990, estaban a la vanguardia de las imágenes digitales, pero ahora eso ya no es más.

Un informe sobre Nikkei indica que el gigante de la electrónica dejará caer sus cámaras compactas y dejará el mercado. Una traducción de la página apuntaba a un mercado de cámaras compactas en declive como la razón.

De hecho, ese parece ser el caso de Casio en los EE. UU. Un viaje r√°pido a su sitio web ni siquiera muestra c√°maras en el men√ļ de “productos” y B&H Photo no enumera ninguna de sus c√°maras.

Mi primera c√°mara digital

Este es un momento en el que me entrego a un poco de nostalgia. Mi primera c√°mara digital fue una Casio QV-10. Como presidente del club de ciencias de mi escuela secundaria, b√°sicamente me lo prest√≥ el profesor que dirig√≠a el club. En aquel entonces, la fotograf√≠a digital no se trataba de rango din√°mico y megap√≠xeles. De hecho, no fue mega en absoluto: la c√°mara tom√≥ im√°genes con una resoluci√≥n de 320×240. El sensor era una unidad CCD de 1/5 de pulgada, mucho m√°s peque√Īa que la cosecha actual de unidades de 1 pulgada que se reproducen en el mismo espacio de $ 800 que ten√≠a esta c√°mara en 1995.

Se trataba de lo que se pod√≠a esperar de la c√°mara. Estas im√°genes a continuaci√≥n en tama√Īo real. S√≠, ese soy yo sosteniendo un puente de madera para un concurso. La escuela secundaria fue una √©poca dif√≠cil.

Todo fue más un experimento científico que un arte. Puedes tener imágenes directamente en tu computadora, hombre, ¡esto es una locura! Es decir, puede hacerlo después de conectarlo al puerto serie utilizando un kit y software especiales que compra por separado. El USB no era una cosa, así que plug-and-play definitivamente no era una opción.

En la d√©cada de 1990, era muy extra√Īo encuadrar una imagen con una pantalla LCD. Simplemente no era una cosa. De hecho, esta fue la primera c√°mara digital de consumo en ofrecer una pantalla para componer y ver fotos, un hecho que incluso promocionan en el manual de instrucciones. Hab√≠a espacio para 96 ‚Äč‚Äčim√°genes en la memoria incorporada de la c√°mara. La terminolog√≠a ni siquiera se invent√≥ para describir el uso de todo este proceso. Casio tuvo que decirle a la gente que “piense en la memoria de la c√°mara como un √°lbum de 96 p√°ginas de las im√°genes que graba”, lo que suena extra√Īo hoy en d√≠a. La forma principal que suger√≠a el manual para guardar sus im√°genes era conectarlo a un televisor y grabar las im√°genes en una cinta de video.

Entonces, aunque ning√ļn Casio ha provocado en m√≠ el mismo fuego que el QV-10 (principalmente por ser el primero), siempre habr√° un punto d√©bil en mi coraz√≥n por la incursi√≥n de la compa√Ī√≠a en las c√°maras.

¬ŅTienes un recuerdo de Casio para compartir? Publicar en los comentarios a continuaci√≥n.